Archivo de la categoría: Etimologías con M

Boda, matrimonio

Del plural votum, nació la voz latina vota, que significa «voto», «promesa», y que se transformó en uota, (en vez de nuptias). Y a partir del siglo XIII, se lee botum en inscripciones latinas, con el significado de boda.

Wedding Day Reminder

La palabra matrimonio tiene su origen en las voces latinas mater, matris (madre). Antes se empleó la voz popular madriz, para referirse a la maternidad.

Esposar fue tomado del plural del adjetivo latino sponsalis «relativo a la promesa de casamiento». Desposar viene de esposo, prometido. Esposa es la feminización de esposo. Y el cultismo latino nupcias viene del latín nuptiae («ceremonia de una boda»).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Etimologías con B, Etimologías con eNe, Etimologías con M

Matrona, partera

Partera

Partera

De la voz latina matter (madre) nació la palabra española matrona (del latín matrōna), una «persona especialmente autorizada para asistir a las parturientas», según define el diccionario académico de la Real Academia Española.
Para que de madre se llegue a matrona, a la palabra matter los hablantes latinos le añadieron los sufijos -onus -ona y a esa persona se le conoció también como partero o partera, aquella persona «que tiene funciones de» (asisitir a una embarazada) en un nacimiento.

CELEBRACIÓN

La Organización de las Naciones Unidas declaró al 5 de mayo como el “Día Internacional de la Partera” en honor al reconocimiento de que el acceso a la atención de salud de buena calidad es un derecho humano básico. A pesar de ello, casi 40 millones de mujeres dan a luz sin atención calificada. Por ello, «el mundo necesita parteras ahora más que nunca», y con ese lema se ha celebrado esta fecha desde 2012.

La primera se conmemoró en 2008 bajo el tema«Familias saludables: la llave para el futuro».

Desde 1919 existe una Confederación Internacional de Comadronas, la cual agrupa 88 asociaciones de parteras de 75 países diferentes.

Deja un comentario

Archivado bajo Etimologías con M, Etimologías con P

Marzo

Esta es una breve reseña del mes de marzo y de algunas palabras derivadas.

En la mitología

Fiesta a Mars

Fiesta a Mars

Marzo es el tercer mes del año del calendario gregoriano, tiene 31 días y deriva del latín martivs, que era el primer mes del calendario juliano, oportunidad en la que romanos festejaban el primer día la Feriae Martis, que consistía en que sus sacerdotes, los salios, [salii (elegidos entre las familias patricias)], y armados con los legendarios escudos y lanzas que Marte entregó a Numa Pompilio, bailaban dando fuertes saltos y pisotones en el suelo, mientras se cantaban himnos a este dios, llamado padre de Rómulo, y por tal motivo, «padre de todos los romanos».

Martivs viene de Mars, nombre latino de Marte, dios romano de la guerra. Martivs era el mes en que se reiniciaban las guerras después del invierno en el hemisferio norte del planeta. La mitología romana afirma que Marte es una deidad itálica. Mars, sin derivaciones indoeuropeas, proviene del etrusco Maris, antes del surgimiento de Roma.

En la astronomía

La superficie del plantea Marte

La superficie del plantea Marte

Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar más cercano al Sol. Se llamó de esa manera en honor al dios de la guerra de la mitología romana Marte. Este planeta recibe también el apodo de planeta rojo debido a la apariencia rojiza que le confiere el óxido de hierro que domina su superficie.

En la alquimia

Espada de hierro

Espada de hierro

Los antiguos alquimistas asociaron cada uno de los siete cuerpos celestes del sistema solar que conocían con un determinado metal sobre el cual gobernaba. Por ejemplo: el Sol gobernaba el oro; la Luna, la plata; Mercurio, el mercurio; Venus, el cobre; Marte, el hierro; Júpiter, el estaño; Saturno, el plomo.

Otros derivados

Martinete

Martinete

De Mars derivan también palabras como “martes”, el nombre propio “Marcial”, el adjetivo “marcial”, los adjetivos “marcio” y “marcia”, el nombre propio “Marcia”, el apellido “Martínez”, el ave “martinete común”, el “martinete” de forja, un aparato diseñado para utilizar la energía hidráulica, el “martinete”, como estilo musical de cante y baile andaluz, y una técnica que se aplica en la lucha libre llamada también “martinete”y, por lo general, prohibida.

Según el diccionario académico de la Real Academia Española existen otras acepciones:

Árbol de Marte.

  1. Quím. Cristalización arborescente que se forma sobre los cristales de sulfato de hierro introducidos en una disolución de silicato y carbonato potásicos.

Azafrán de Marte

1. m. herrumbre (‖ óxido).

1 comentario

Archivado bajo Etimologías con M

Alumno, maestro, profesor

Pizarra

Etimologías de «alumno», «maestro» y «profesor».

Del participio pasivo alĕre (alimentar, criar) nació la voz alumnus (alumno) y significaba “persona criada por otra”, es decir por su magister (maestro) compuesta por magis (más) y el sufijo contrastivo -ter (el más mejor).

Luego, alumnus llegó a significar “discípulo”, es decir, aquella persona cuyos conocimientos hay que elevar.

Profesor (del latín professor, -ōris), en cambio, se compone de las voces: pro- (hacia adelante; fateri (admitir, confesar) y -tor que indica agente, el que hace la acción.

Deja un comentario

Archivado bajo Etimologías con A, Etimologías con M, Etimologías con P

Mujer

Mujer

Se las tenía por «suaves».

De la raíz indoeuropea mel (moler) nació la voz latina mulier (de molleris) que significa mujer, aguada o blandengue. He aquí la no equidad de género, sino la visión paternalista y machista sobre ellas.

Se las tenías por suaves; muy distinto del concepto hembra [voz indoeuropea relacionada con felix (feliz), fecundus (fecundar), fi lius (hijo)].

En español, esta voz evoluciona así: muller (1025); mugier (1113); muger (1194, registrada en 1734, hasta 1822) y mujer, desde 1832 a la fecha.

————

Fuentes: Fuentes: RAE, Coromines y Pascual y Julius Pokorny

Deja un comentario

Archivado bajo Etimologías con M

Mendacidad y mendicidad

mendacidad y mendicidad

Hay palabras que por su sonido se parecen, pero no son sinónimas. Por ejemplo, mendacidad y mendicidad. Ésta, del latín mendicĭtas, -ātis, significa estado y situación de mendigo.

Mendacidad, del latín mendacĭtas, -ātis, es la costumbre de mentir. Viene de enmendar, corregir faltas (de menda y mendum), error, defecto. La voz culta que originó a mendicidad es mendiguez.

Pero también existe la palabra «méndigo». Se trata de un adjetivo, un mexicanismo, que significa «infame», «muy malo».

Deja un comentario

Archivado bajo Etimologías con M

Mar

Imagen

olas

Mar, del latín mare (masa de agua), lleva artículo masculino cuando se utiliza en situaciones de abundancia: “Está hecha un mar de dudas”. “Derramó un mar de lágrimas”.

Pero entre marineros, pescadores y poetas es frecuente su empleo en femenino: mar arbolada, mar calma, mar gruesa, mar picada, mar rizada, mar tendida, alta mar, hacerse a la mar.

Fuentes: Coromines y Pasual y Diccionario de la RAE

Deja un comentario

Archivado bajo Etimologías con M